Proceso de tratamiento

Los pacientes que acuden a nosotros generalmente ya han recibido un diagnóstico de fibromialgia, que a menudo es un diagnóstico por descarte («no hemos encontrado nada, por lo que debe ser fibromialgia»). Algunos pacientes llegan a nosotros a través de su propia investigación después de padecer los síntomas sin tener aún diagnosticada la fibromialgia. La mayoría tienen el diagnóstico hace mucho tiempo, pero nunca nadie antes les había ayudado.

Leer más

Por lo tanto, nuestra primera tarea es un diagnóstico seguro. A continuación, se comprueba si es útil un procedimiento quirúrgico y, si es así, en qué cuadrante o en qué puntos dolorosos. (véase «Información técnica de los médicos y las compañías de seguros de salud»).

Las operaciones se realizarán gradualmente, por lo que cada cuadrante se tratará individualmente y con una periodicidad razonable, por lo que es posible un control del éxito. Como las operaciones se realizan de forma ambulatoria bajo anestesia regional y sedación, es importante que el paciente venga acompañado ya que es necesario un seguimiento después de la sedación.

Repetidamente se afirma que en una intervención de cuadrante permanecen las cicatrices. Cada cirugía deja cicatrices, claramente. Le ofrecemos todas las instrucciones para el seguimiento y cuidado de las cicatrices disponible para que queden las mínimas marcas posibles. Con el conocimiento de la localización de los puntos de acupuntura y meridianos, es posible evitar los campos de interferencia por la cicatrización.  Gracias a un corte en forma de S en la intervención de cuadrante no hay campos de interferencia.

Más información sobre la práctica en «por qué con nosotros».