Tratamiento y diagnóstico FMS

¿Cómo se diagnostica la fibromialgia?

Un diagnóstico fiable es posible gracias a los dos pilares tradicionales: las técnicas de investigación y los cuestionarios médicos. Primero se consulta el historial médico desde el momento en que el paciente comenzó a caminar cuando era pequeño. Características típicas de la enfermedad a una edad temprana son caminar de puntillas, sin cargar sobre los talones y los llamados dolores de crecimiento en el tiempo del colegio.

Leer más

Por lo general, los problemas aparecen en el primero o segundo curso de primaria y van en aumento durante la pubertad, afectando especialmente a las niñas en la menarquia. De los 11 a los 15 años de edad, podrían aparecer problemas al practicar deportes o hacer trabajo físico, por ejemplo en el colegio. Al historial médico también pertenecen las consultas sobre la actividad profesional, el entorno familiar y la vida cotidiana.

En segundo lugar, se palparán los puntos más comúnmente afectados, o sea, puntos dolorosos del cuerpo (descrito en la publicación: Bauer, JA, Fibromyalgia: A clear diagnosis is possible) Frontier Perspectives 16/2, 11-18, Philadelphia (2008).

En este sentido la fuerza de presión aplicada carece de importancia. En realidad, en el centro está la respuesta a la pregunta: ¿la presión es molesta o dolorosa? La intensidad del dolor es una percepción subjetiva del paciente. El patrón de distribución es crucial en el «mapa» de los puntos dolorosos.

El tratamiento de FMS

Según la opinión común la fibromialgia se considera incurable. Los síntomas se tratarán en consecuencia, los dolores se reducirán con medicamentos. En el mejor de los casos se tratará una depresión diagnosticada, a menudo asumida por error, como causa de la fibromialgia, aunque es principalmente una consecuencia del síndrome de dolor y la falta de una solución. La fisioterapia, que a menudo también se prescribe, provoca más dolor, porque los nervios adheridos se estiran, o se sobrecargan debido a la adhesión.

El método del Dr. Bauer se ha practicado de manera efectiva desde hace 20 años (véase «voces de pacientes»), pero no es reconocido en la medicina tradicional. El problema es, entre otras cosas, que en un método de cura quirúrgica no es posible un estudio de doble ciego como en la investigación farmacéutica (grupo de comparación). Las estadísticas plurianuales cuidadosamente tomadas de los pacientes tratados con éxito en las últimas décadas muestran la efectividad del método del Dr. Bauer.

El tratamiento de la fibromialgia según el Dr. Bauer está basado en el hecho de que los nervios debido a diversas causas excretan proteínas que se agrupan en los canales del nervio y provocan el síndrome de dolor por presión sobre el nervio. Los puntos engrosados en el sistema nervioso central son reconocibles en la operación. Mediante la intervención quirúrgica, es posible liberar otra vez los nervios y así eliminar el dolor. Es posible que sean necesarias múltiples intervenciones para eliminar todos los puntos de dolor (más información sobre los puntos sensibles, véase también bajo «Información técnica para los médicos y las compañías de seguros de salud»).

Efectos secundarios / recaída

La operación se realizará como procedimiento ambulatorio. Suele quedar una cicatriz de aproximadamente 10 cm de longitud. No conocemos otros efectos secundarios, ya que en ninguna de las operaciones realizadas anteriormente tuvo lugar un deterioro del sistema nervioso.

En la operación no sólo se elimina el tejido cicatrizal de adherencia, la aparición de la tríada anatómica arteria – vena – nervio  (= nervios basculares) también aumentará. Por lo tanto, el interior tiene un espacio más ancho. Esto es similar al principio que los estanques pequeños se congelan más rápido en invierno que los grandes. Exactamente lo mismo sucede con la ampliación de la ALP, en el espacio creado existe la amenaza de una nueva adhesión.